compartir en:

En los últimos años el bullying en las escuelas se ha incrementado constantemente, sin embargo, muchas veces los mismos profesores son quienes orillan a que los menores sean el blanco de burlas, debido a sus reglas o castigos.

Recientemente una mujer de Los Ángeles denunció a una maestra de la escuela primaria Manhattan Place Elementary, luego de que esta le prohibiera ir a su hijo al sanitario y lo pusiera a orinar enfrente de la clase en un bote de basura.

Según la declaración de la mujer Sonia Mongol, su hijo de 8 años le pidió a la maestra que le dejara ir al baño, pero ella le contestó que estaba prohibido ir durante la hora de clase.

Ante estas palabras, el menor dijo que no podía aguantar más, así que la maestra le dio una “opción” para solucionar el problema y no se “perdiera” de la clase.

“Hizo que orinara en un bote de basura ubicado al frente de un salón de clases, exponiéndolo frente a todos los demás estudiantes, lo que hizo que se orinara en la ropa. Fue a la oficina de enfermeras. No recibió ayuda. Mi hijo no se merecía esto. Ningún niño merece ser tratado de esta manera”, declaró la señora Sonia.

Asimismo, dijo que en la escuela le dieron bolsas de basura para cubrir su ropa, a raíz de esto, el niño es víctima de bullying y los maestros le siguen negando ir al baño, aseguró la madre.

Debido a estos actos, la policía y el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles se encuentran realizando las investigaciones correspondientes esclarecer el caso.