compartir en:

Una de las tradiciones más arraigadas dentro de la religión católica es la de ponerse ceniza en representación del inicio de la Cuaresma.

Sin embargo, hay personas que no entienden de esta tradición y piensan que es algo malo, prueba de ello es una maestra de Utah quien obligó a uno de sus alumnos a quitarse la Cruz de ceniza que llevaba en la frente.

El joven estudiante de cuarto William McLeod, asistió a su clase de manera normal luego de haber pasado a su iglesia a cumplir con el mandamiento católico, ante la sorpresa de sus compañeros que no entendían porque tenía marcada la frente.

¿Qué es eso?”, preguntó con tono de desaprobación la maestra de la clase y el menor explicó que era católico y que se trataba del Miércoles de Ceniza.

"Nada, no es apropiado, quítatelo“, respondió la educadora. El joven no le quedo más remedio que limpiarse la frente mientras sus compañeros observaban.

El caso llegó hasta la dirección de la escuela quienes de inmediato ofrecieron disculpas a la família y exhortaron a la educadora de hacer lo mismo.