compartir en:

Al parecer el clima de la ciudad está resultando acogedor para los mapaches, quienes ya se están estableciendo en jardines, en la Mansión Gracie e incluso en Central Park.

El problema sale a relucir luego de que se informara que estos animalitos están contagiados de rabia, lo cual resulta muy peligroso.

“Cada vez que voy al parque veo uno. Se está volviendo muy aterrador. Veo tantos mapaches en los árboles y en la basura, esto está empeorando”, señaló un portero de Central Park West.

La mañana de este miércoles, una Unidad de Servicios de Emergencia de la Policía de Nueva York fue contactada para asistir a la casa del alcalde, en donde un mapache ya había armado su guarida en un mueble.

Hasta el momento, el Departamento de Salud no ha contabilizado un número de cuántos mapaches merodean por la ciudad, tampoco de los que tiene rabia.