compartir en:

Por: Michelle Mendoza
@michzal

En un evento multitudinario en la Ciudad de México, la candidata independiente “Marichuy” estuvo presente en la explanada del Palacio de Bellas Artes para compartir su propuesta de gobierno con comunidades indígenas y capitalinos en general, así como su postura frente a la desigualdad y violencia que viven los pueblos originarios en todo el país.

Acompañada por una comitiva del Concejo Indígena de Gobierno, compuesto por Reina Cruz López, de Oaxaca; Guadalupe Vázquez Luna, de Chiapas; Francisca Álvarez Ortiz, del Estado de México; Magdalena García, de la Ciudad de México;  el escritor Juan Villoro, y los cofundadores de la Asociación Civil “Llegó la hora del florecimiento de los Pueblos”, llevaron a cabo un foro donde resaltaron los problemas que aquejan a la ciudad y que afectan, principalmente, a los individuos más vulnerables: jóvenes, niños, mujeres e indígenas.

Hicieron un llamado por la unión entre los mexicanos para enfrentar la crisis que existe en todo el territorio, abogando por el respeto al campo, la cultura, los recursos naturales y, sobre todo, a la comunidad indígena.

“Nos toca decidir el rumbo de México, los pueblos originarios no podemos solos, por eso salimos para que los demás conozcan y escuchen la palabra de nuestro concejo”, manifestó Marichuy.

A la par del foro, se instalaron mesas de recaudación de firmas para el apoyo a la candidata. Cabe destacar que se necesitan 866 mil 593 firmas para que el nombre de Marichuy aparezca en las boletas de los comicios del próximo primero de julio; aunque la vocera dejó claro que no es el objetivo principal, pues “más allá de la firma, hay un compromiso por cambiar al México donde vivimos, no podemos permitir que aniquilen a los pueblos originarios”.

Propuesta indígena

La caravana indígena tiene objetivos que van más allá de las próximas elecciones presidenciales: “si no cumplimos con el número de firmas, no es algo que importe. Vamos a continuar construyendo un México donde vivamos todos sin violencia, sin discriminación y sin hambre”, manifestó la vocera nacional del CIG.

El proyecto indígena postula defender la tierra y los derechos de sus habitantes a través de un plan con diversidad sexual, educación, salud, protección a los productos agrícolas y el respecto a la cultura como pilares de su propuesta.

“Para lograr cambios reales necesitamos organización; es momento que todos, indígenas o no, removamos la forma de vida que ha venido afectando nuestras raíces y territorio”, destacó Marichuy.

De manera general, abogan por los estratos más vulnerables de la población, apoyándose en la reformulación de las relaciones entre ciudadano y gobierno.

 Firmas digitales

Para que un ciudadano mexicano se considere como candidato, debe cumplir con los requisitos que el Instituto Nacional Electoral (INE) impone para tal solicitud.

En el caso de los comicios del 2018, los aspirantes necesitan 866 mil 593 firmas, a recaudarse en únicamente 120 días, en por lo menos 17 estados de la República.

Para la recopilación se necesitan voluntarios auxiliares registrados ante el INE que, mediante una aplicación digital, toman la información del ciudadano directamente de la credencial para votar. Para que esta aplicación funcione son necesarios cierto tipo de dispositivos móviles y acceso a Internet.

Estas características han sido ampliamente cuestionadas, pues existen comunidades donde no hay señal de Internet, además de que un porcentaje importante de la población no tiene los ingresos para acceder a los dispositivos móviles requeridos. 

Ante esta situación, el INE aprobó que en 232 municipios de Chiapas y Oaxaca las firmas fueran recabadas en papel, a pesar de que existen 494 poblaciones con estas características en todo el territorio nacional.

A una semana de que termine el plazo que dio el INE, se han recaudado 229 mil 266 firmas para Marichuy, número que no representa la cantidad de ciudadanos indígenas, pues se tiene registro de que en México existen entre siete y once millones de habitantes que pertenecen a los 68 pueblos indígenas nacionales.

Fuente de la imagen: DDMUSA