compartir en:

Luego de que se anunciara que el luchador de la UFC, Conor McGregor estaba siendo buscado por agentes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés), no tuvieron que pasar más de 24 horas para que el irlandés se entregara a las autoridades.

Tras protagonizar un altercado en el Barclays Center en Brooklyn la mañana del pasado jueves 5 de abril, la estrella de la MMA se rindió a última hora de ese día para entregarse a las autoridades neoyorquinas acompañado de su abogado.

Según informes oficiales, el peleador se rindió en el 78th Precint, NYPD, Brooklyn y cuenta con cargos por conducta delictiva y peligro imprudente.

De acuerdo con medios locales, McGregor se entregó alrededor de las 22:30 horas a la policía tras saber que había una orden de arresto contra él.

Evento previo al UFC 223

Luego de darse a conocer la situación a “The Notorius”, éste y otras personas de su equipo acudieron al reciento de Nueva York y causaron diversos destrozos, entre ellos, el ataque a un autobús donde viajaba el luchador Michael Chiesa, quien resultó herido tras ser golpeado con un objeto que rompió las ventanas de la unidad.

Al parecer, en el vehículo se encontraba la delegación del ruso Nurmagomedov.

Las imágenes del ataque de McGregor comenzaron a circular en diversas plataformas de redes sociales.

Fuente de la imagen: https://twitter.com/CelisDeportes/status/981982756958683136/video/1