compartir en:

Víctima de abuso sexual y homicidio, Emily “N” de 11 años de edad murió al interior de su vivienda en el municipio de Tulcingo de Valle, Puebla, sin que sus padres se percataran de lo sucedido, hasta que fue llamada para que se bañara.

Sin embargo, el portal de noticias Pueblaonline, indica que la menor habría sido vendida por su padrastro a un hombre que le dio dinero, a cambio de su virginidad.

También la mamá, de nombre “Maribel”, podría ser señalada como culpable, pues mintió en sus declaraciones sobre lo sucedido.

De acuerdo con El Universal, la Fiscalía General del Estado (FGE) detalló que inicialmente recibieron la declaración de los padres que no oyeron ruidos en su casa la madrugada del domingo cuando se abusó de la niña de 11 años.

Tras los testimonios recabados, se confirmó que la progenitora no estaba en su hogar porque salió a bailar el día de los hechos.

El hermano de la menor refirió que no estuvo en su casa la madruga del 14 de enero, pues a las cuatro de la mañana salió para trabajar.

La Agencia Estatal de Investigación y el Instituto de Ciencias Forenses recaban datos para encontrar al responsable del feminicidio.

El martes se dio sepultura a Emily en el cementerio de la junta auxiliar de Guadalupe Tulcingo, donde fue acompañada con flores y globos blancos por habitantes del lugar y sus compañeros de la escuela primaria.

FEMINICIDIOS

Como el Diario de México reportó, apenas este fin de semana se cometieron, además de éste, otros tres asesinatos con violencia en los cuales las víctimas fueron mujeres.

En Tehuacán, dos empleadas fueron asesinadas el sábado 13, una a balazos y la otra degollada, en el interior de una casa cercana al zócalo de esa ciudad.

Otra mujer de nombre Elvia Sánchez fue asesinada a balazos cuando ocho sujetos armados ingresaron a su casa presuntamente a robar.

Con estos casos ya suman seis presuntos feminicidios cometidos en Puebla durante 2018, reportó la revista Proceso.