compartir en:

El pequeño de 9 años fue golpeado por otro niño con una bala de juguete, por lo que su ojo tuvo que ser removido.

El niño Taylor-Jay Ravicino, de Swansea en Gales, tuvo un primer incidente en el ojo cuando solo tenía 3 años, Gracias a los médicos el ojo pudo ser salvado, pero un accidente reciente terminó con esa alegría.

La madre de Taylor se encuentra recaudando fondos para una prótesis de ojo, ya que una bala plástica dio en ese lugar y provocó la pérdida.

“Estuve allí con mis tres hijos, todo fue al instante. ¿Cuáles son las posibilidades de que te ocurra un accidente dos veces en el mismo ojo?”, relató la mujer a The New York Post.

“El ojo de Taylor estaba lleno de sangre y estaba causando una acumulación de presión. Los médicos nos dijeron que se arriesgaba a perder de vista en ambos ojos si no eliminábamos el dañado”, añadió.

Dadas las circunstancias, la mujer trabaja para recolectar el dinero “espero que la gente entienda que él necesita su prótesis”.