compartir en:

Actualmente las redes sociales son utilizadas para promocionar ciertos negocios, sin embargo, también pueden ser una herramienta de doble filo.

Recientemente se dio a conocer el caso de una mexicana quien vendía piñatas a través de un grupo “privado” de Facebook, donde estaban vecinos del vecindario, un día Gladys Díaz Tadeo, subió una foto de la piñata en forma de cupcake que acababa de hacer, para ofrecerla.

Con algo de suerte un hombre la contactó para comprarle la piñata, después de agendar una cita y negociar que él pagaría 20 dólares, la mujer fue arrestada por agentes migratorios, ya que el supuesto comprador en realidad era un agente de ICE.

El agente creó un perfil falso, donde utilizaba un nombre hispano y una foto de perfil de un "gatito".

De acuerdo con el New York Times, Gladys y sus tres hijas llegaron al lugar donde entregarían la piñata, cuando alguien le preguntó ,"¿Eres Gladys Díaz?”, al mismo tiempo que le mostraban una copia impresa que habían obtenido de su licencia de conducir del estado de Washington.

Las niñas de Gladys comenzaron a llorar. “¡No quiero que te lleven!”, gritó la mayor. La hispana trató de calmarla. “No necesitas enfadarte”, le susurró. “No es nada. Veamos qué pasa”, escribió el medio.

Debido a que la madre inmigrante ya tenía una orden de deportación previa por ingresar al país con una Green Card falsa, no pudo acceder al beneficio de pagar una fianza y ser liberada mientras esperaba su cita en la Corte.

A casi 24 horas de su arresto ya estaba en un centro de detención privado cerca de Seattle y tres semanas después, fue deportada a México, donde está en casas de sus familiares en el estado de Jalisco.

Con esta historia el diario New York Times, saca a la luz las supuestas prácticas que hace ICE en Facebook para ‘cazar’ indocumentados y después deportarlos.

No