compartir en:

Por Patricia Guillén

Por cuarto año consecutivo, Milpa Alta, Iztapalapa y Azcapotzalco son las delegaciones en donde residen personas susceptibles a traumas psicosociales; ahí se presentaron  237 suicidios de los 450 ocurridos durante 2015 en la Ciudad de México, cifra similar en 2016.

De acuerdo con Alejandro Córdoba, médico psiquiatra, responsable del programa de salud mental de la Secretaría de Salud local, indicó que aunque no hay datos oficiales, las víctimas se encuentran en el rango de edad entre 15 a 29 años; el 80% lo cometieron hombres y el 20% mujeres.

El 80% muere por asfixia, provocada por la fractura de columna al momento de ahorcarse; 10% por uso de arma de fuego; 4% por la utilización de veneno, ya sea por sobredosificación de medicamentos, alcohol, drogas o hasta raticidas; y 2%, el menos frecuente, arrojarse en un objeto en movimiento, principalmente vehículos, por ejemplo el Metro.

En 2015, de los 450 suicidios registrados, 237 fueron residentes capitalinos y 213 de otras entidades como Tlaxcala y Puebla.

El especialista y funcionario informó que de marzo a junio hubo 30% y de diciembre a enero alrededor de 10 por ciento.

A mediados de 2016, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, refirió que en promedio cada año hay mil 500 suicidios; y según la Organización Mundial de la Salud, cada 40 segundos una persona se quita la vida en el mundo, tendencia que va al alza.

Por otra parte, Alejandro Águila, presidente del Instituto Hispanoamericano de Suicidología, aseguró que en el país los suicidios aumentaron 270% y representan la tercera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años.

Explicó que el lugar más recurrente para el suicidio es el hogar, asociado a problemas de violencia, abuso y abandono.

Por otro lado, Jorge Gaviño, director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), reveló que en los últimos cinco años se han reportado 196 casos de suicidio al interior del Metro; en 2011 hubo 41 casos; en 2012, se presentaron 34; y en 2013, 44, la cantidad más alta desde entonces.

Y 2016 tiene una cifra de 27 personas que se arrojaron a las vías del tren, de éstas, dos en enero y febrero, 4 en marzo y abril, una en mayo, dos en junio, tres en julio, dos en agosto, siete en septiembre, cuatro en octubre, dos en noviembre, y recientemente en diciembre dos hombres se desmayaron y cayeron a las vías.

El 60% de los casos de suicidio, puntualizó Gaviño, ocurren en febrero, junio, julio, agosto, octubre y noviembre, y se realizan en horarios de 9 de la mañana a mediodía y de 5 de la tarde a 9 de la noche.

La edad promedio de quienes se suicidan al interior del STC es de 32 años, aunque el rango es de 21 a 40 años.

Las estaciones con mayor incidencia, de 2010 a 2016, han sido Chabacano con siete; Copilco, seis; Insurgentes, cinco; Zócalo, cinco; Balderas, Tacuba, Xola, Viaducto, Hidalgo, Portales, La Raza, Hospital General, Deportivo 18 de Marzo, UAM y Puebla, todas con cuatro.

Depresión en Navidad

Raymundo Calderón, director Nacional de Psicología de la Universidad del Valle de México, resaltó que la depresión es uno de los principales problemas de salud en época decembrina y con mayor incidencia en mujeres, esta emoción se vincula hacía expectativas económicas o de convivencia familiar.

Detalló que la depresión es consecuencia de una dinámica social en donde los individuos son influidos por comprar regalos, asistir a fiestas, comer compulsivamente o competir en las tiendas con otros compradores por objetos específicos, dinámica que puede causar inestabilidad emocional en algunas personas.

La doctora Jacqueline Cortés, del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, añadió que uno de los principales síntomas de depresión estacional es la desmotivación para realizar actividades al aire libre, falta o mayor apetito, más ganas de dormir o insomnio.

La Secretaría de Salud adelantó que este 2017 entrará en función varios servicios para la población vulnerable a suicidios, a través de la línea telefónica 5232 0909 los ciudadanos podrán marcar y recibir la atención de “medicina a distancia”.