compartir en:

En Staten Island, una mujer que había dicho ser víctima de un ataque con ácido, confesó que en realidad inventó la historia. 

Aunque por el momento, no se conocen las causas de esta gran mentira. 

Lizzie Dunn, de 52 años, inventó la historia y luego reveló que ella se quemó el rostro a propósito. 

El supuesto ataque tuvo lugar el pasado 8 de enero alrededor de las 12:00 horas en Carlton Boulevard y Woodrow Road de la sección Annadale.

Declaró a la policía que caminaba por una parada de autobuses cuando fue abordada por otra mujer que le pidió cigarros y dinero. 

Supuestamente, ella se negó por lo que la "agresora", la tomó de los hombros y roció su cara con ácido sulfúrico. 

“Con mi mano derecha traté de agarrar la lata y lanzarla hacia ella, y con la izquierda trataba de esquivar el spray que me estaba echando”, contó Dunn durante una entrevista a CBS 2. 

Finalmente, entró a un Rocco’s Deli, donde un trabajador llamó al 911.