compartir en:

La policía de Pleasant Valley confirmó el deceso de una mujer de 67 años, quien murió mutilada por sus propios canes, al interior de su vivienda ubicada al norte del estado de Nueva York.

La víctima, Arlene Renna, fue hallada inconsciente por su esposo en la sala alrededor de las 16:00 horas del pasado sábado.

De acuerdo con el reporte policiaco, Renna sufrió heridas causadas por sus perros, dos sabuesos, perros de caza.

La policía no proporcionó muchos detalles sobre la muerte de la mujer, pero gracias a la investigación se descartó que se tratara de un ataque planeado.

Los atacantes fueron tomados por el SPCA del condado de Dutchess y será un juez el que decida su destino.

Se sabe que la víctima trabajó como enfermera y trabajadora social.