compartir en:

Debido al ataque que sufrió una anciana de 76 años en Dallas, Texas, por parte de tres perros pitbull, ahora una mujer podría ser deportada.

Recientemente se dio a conocer el caso de Martha Yescas, quien estaba al cuidado de los tres animales que eran de su hijo, sin embargo, un descuido hizo que la víctima identificada como María Lupita Robledo, estuviera a punto de perder la vida.

De acuerdo con versiones oficiales, Lupita salió una mañana a caminar como cualquier día, pero al pasar frente a la casa de Martha no se percató que una de los canes estaba cavando bajo la cerca.

En ese preciso momento, pero del otro lado de la casa, Martha vio como los animales estaban husmeando algo en la cerca y como uno de ellos intentaba meter la cabeza por debajo.

Martha, pensó decirle a su hijo que reforzara la cerca o atara a los perros, sin embargo, ya era demasiado tarde.

Cuando María pasó justamente frente a la casa, uno de los perros metió la cabeza en el hoyo que había excavado para atravesarlo, de igual modo, los otros dos canes hicieron lo mismo.

En cuestión de segundos, la víctima estaba rodeada y fue atacada salvajemente por los animales.

Ante los gritos de auxilio, dos hombres se percataron de lo ocurrido, así que uno de ellos golpeó con un tubo a un perro, mientras que el otro, subió a su camioneta para atropellar a los otros dos perros.

Momentos después que María fue liberada por la feroz mandíbula de un perro, tuvo que ser internada en la unidad de cuidados intensivos del Methodist Dallas Medical Center debido a la gravedad de las mordidas.

Por otro lado, los perros fueron puestos bajo guarda de Control Animal de Dallas.

Mientras que Martha enfrenta cargos por el ataque de los perros, además, tiene una orden de deportación que anteriormente le había llegado.