compartir en:

"He vivido en Tipton casi cinco años y situaciones similares han estado sucediendo todo el tiempo: palizas a niños, insultos” fue la contundente frase con la que una mujer calificó los ataques racistas de los que ha sido víctima. 

Anna Maria Serafin Podolska, denunció el pasado fin de semana ante medios británicos el brutal ataque racista del que fue víctima. 

Maria Serafin aseguró que un grupo de al menos 15 mujeres la persiguieron durante una caminata con sus tres hijos y en cuesntión de segundos los atacaron cuando iban de regreso a casa. 

“Cada una de ellas nos siguió, y cuando llegamos a nuestra casa, me volteé y me dieron un puño. Una pelea inició”, además agregó que “Cuando estaba tirada en la calle, 15 mujeres o más, de diferentes edades, corrieron hacia nosotros. Yo recibí golpes de todos lados”. 

Anna enfatizó que durante la golpiza las personas que la estaban golpeando le gritaban la frase: “regresen a Polonia”.  

Al ver las acciones de las agresoras uno de los hijos de la señora Podolska alertó a los vecinos, quienes de inmediato llamaron a la policía y al personal médico. 

Posteriormente, la víctima compartió imagen de su ojo a través de su cuenta de Facebook, donde también mencionó que semanas antes le habían lanzado bolsas llenas de agua. 

Hasta el momento, las autoridades no han informado de los avances relacionados con la investigación emprendida el fin de semana.

Imagen tomada de: https://www.facebook.com/profile.php?id=100000837028928&sk=photos&collection_token=100000837028928%3A2305272732%3A69&set=a.505979722773257.1073741825.100000837028928&type=3

No