compartir en:

La historia de Ramiro Gutiérrez, el miembro de la MS-13 que asesinó a un rival el Elmhurst, aún no termina.

El hombre de origen salvadoreño se encuentra en la mira del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) debido a las acusaciones por asesinato, pues no se había tocado el tema de la deportación en su caso a pesar de tener un historial criminal largo. Incluso se llegó a pensar que el Departamento de Policía de Nueva York  (NYPD, por sus siglas en inglés) lo estaba encubriendo.

Su más reciente crimen fue asesinar a un pandillero rival, acto que lo colocó en la mira de los neoyorquinos e incluso del presidente Donald Trump, quien lo mencionó en su discurso del Estado de la Unión a nivel nacional.

Pues bien, varios medios han reportado que a pesar de su declaración de inocencia, de ser culpable se enfrenta a La Migra. Mientras tanto deberá cumplir con el proceso penal que dicta Estados Unidos.

“Estaba luchando en el suelo. Vi una pistola. Yo lo levanté. Toqué el gatillo. Se disparó. Luego me nublé”, decía la declaración de Gutiérrez a la policía.

Yes