compartir en:

A su corta edad, una niña fue víctima de la violencia de las pandillas cuando se encontraba pidiendo dulces de Halloween vestida con un disfraz de abejorro.

Los hechos ocurrieron la noche de este jueves en West Side Chicago, cuando la pequeña caminaba de la mano de su hija y ambos fueron atacados por un grupo de hombres armados.

El padre recibió un impacto en la mano izquierda, mientras que la niña recibió un tiro en el cuello.

Una empleada de una tienda de celulares, cercana a donde ocurrieron los hechos, relató que el hombre gritaba: “¡Le dispararon a mi hijita!”, por lo que la mujer reaccionó sosteniendo la mano de la menor y presionando su pecho para detener el sangrado.

Autoridades creen que la niña y su padre fueron víctimas aleatorias en el ataque, pero la investigación continúa.