compartir en:

Autoridades dieron a conocer que las armas con las que un menor de 11 años asesinó a su maestra, hirió a varios compañeros y después se suicidó, pertenecían a su abuelo, quien no contaba con los permisos legales para tener las armas en casa.

¿Qué ocurrió?

José Ángel,  alumno de 11 años, ingresó al Colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, el pasado viernes 10 de enero. Ingresó como de costumbre a su salón, después pidió permiso a su maestra para ir al baño, pero llevó su mochila consigo.

Entre sus pertenencias se encontraban dos armas: una de ellas calibre .22 y otra .40, así como una playera con la leyenda: Natural Selection, el nombre de un videojuego, tal como vestía el asesino de Columbine hace ya varios años en los Estados Unidos.

La maestra notó que el menor había demorado más de 15 minutos en el baño, por lo que decidió ir a buscarlo.

Al encontrarse, el niño tomó las armas disparando a la profesora, así como a cinco de sus compañeros y un profesor de deportes. Segundos después se disparó a sí mismo.

Las víctimas mortales fueron la maestra y el menor de edad.

Las armas estaban en casa

El Fiscal General del Estado de Coahuila confirmó que las dos armas de diferente calibre pertenecían a su abuelo, con quien vivía:

“Por los indicios que se tiene se estima que son propiedad del abuelo, que se encontraban en la casa”, se reveló.

Por otra parte, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, declaró que fue el ámbito familiar uno de los factores que influyeron en el comportamiento del niño.

Anteriormente se había mencionado que eran los videojuegos los que le habían incitado a la violencia, pero después se descartó esa opción.

Yes