compartir en:

Una nueva tragedia tuvo lugar en el estacionamiento de un hotel en San Pedro Cholula, Puebla.

Se celebraba una fiesta dentro del hotel en donde trabajaba Don Ernesto Arrieta, un hombre de 68 años, acompañado en esa ocasión de su nieto Santiago quien quería ayudarle cuidando los automóviles que acudían a la celebración.

De pronto, ocurrió lo menos pensado.

Don Ernesto se encontraba en las jardineras al lado del estacionamiento cuando vio que Santiago se desvaneció.

Rápidamente corrió para ayudarlo y se percató de que había recibido una bala en el pecho.

La Fiscalía estatal acudió al lugar de los hechos para comenzar las investigaciones, mientras que el menor era trasladado a un hospital

Lamentablemente no logró sobrevivir al impacto.