compartir en:

Por la red comenzaron a difundirse las fotografías de una boda efectuada en Acapulco, Guerrero, pero lo que causó asombro fue que los protagonistas de las imágenes eran una mujer joven y “un niño”.

Podría pensarse que se trata de un matrimonio arreglado o una costumbre de la región, pero esto no es lo que mucha gente pensó.

La boda sí fue real, pero no era una mujer y un menor, sino de dos jóvenes, pues aunque no lo parezca, el novio tiene 20 años.

La enfermedad que Jonathan padece ha limitado su crecimiento, así lo informó un periódico local.

Al darse a conocer esto, en redes sociales dejaron de lado las críticas para apoyar a la recién casada pareja. 

Yes