compartir en:

En las últimas, horas un pequeñito de cinco años ha conquistado las redes sociales tras librar la lucha contra el cáncer y contagiar al hospital con la fiebre mundialista. 

Ben Williams, recibió tratamiento de radioterapia en el Hospital Queen Elizabeth de Birmingham, Inglaterra, en las últimas seis semanas después de que le diagnosticaron tumor cerebral canceroso. 

El radiólogo Liam Herbert, aseguró que Ben no podría caminar ni hablar antes de recibir el tratamiento.

Sin embargo, después de vencer el cáncer el pequeño pidió una sola cosa, la Copa del Mundo. 

El personal del hospital no pudo resistirse, por lo que cumplió tan anhelado deseo con un hermoso festejo, donde ambientaron toda la sala con banderas, playeras de la Selección de Inglaterra y adornos alusivos al Mundial, sin duda alguna lo mejor de esta fiesta fue el gran regalo que le obsequiaron nada más que su propia Copa del Mundo.

imagenes tomadas de: https://twitter.com/search?q=Liam%20Herbert&src=typd