compartir en:

La pequeña se escontraba celebrando el finde año en compañía de su familia en Santa María Petapa, región del Istmo de Tehuantepec.

Autoridades locales confirmaron el fallecimiento de una menor de 7 años, quien había permanecido durante 4 días en el hospital luego de ser impactada con una bala perdida que se alojó en su cráneo.

La niña Vivian jugaba en el patio de la casa en la que vivía con su padre, quien es policía tercero de la Secretaría de Seguridad Pública.

Al ser trasladada al hospital se le reportó con traumatismo craneoencefálico, desgraciadamente no sobrevivió al disparo.

Víctima

La pequeña Vivian no fue la única víctima de este tipo de festejos, ya que en Nochebuena un niño de 12 perdió la vida también por impacto de bala perdida. 

Los festejos con uso de arma de fuego son considerados peligrosos, por lo que durante diciembre se pide formar conciencia para evitar que ocurran accidentes mortales.