compartir en:

Jennifer Irigoyen, de 35 años, fue brutalmente asesinada la madrugada del domingo.

Una llamada al 911 alertó a las autoridades sobre gritos y discusión entre un hombre y una mujer. Al llegar al lugar de los hechos, la policía encontró  el cuerpo acuchillado de Jennifer, quien tenía 5 meses de embarazo.

La joven yacía en la entrada de un edificio en Myrtle Avenue con mucha sangre a su alrededor, fue trasladada al Wyckoff Hospital pero su cuerpo no logró resistir al ataque.

Anthony Hobson, pareja sentimental de la joven hispana, era el principal sospechoso del crimen y fue hasta este viernes que acudió con su abogado a la comisaría 104th de Queens, pues ya era buscado por asesinato, manipulación de pruebas físicas, aborto y el uso y posesión de un arma de manera criminal.