compartir en:

Pese a que hace unos meses atrás se originó la caravana migrante hondureña para cumplir el sueño americano y no tener una respuesta de asilo, nuevamente un nuevo grupo de hondureños decidieron abandonar su país.

El pasado 14 de enero alrededor de las 19:00 horas cerca de mil personas salieron de la central metropolitana de transporte de San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa para cruzar Guatemala y México para poder llegar a Estados Unidos.

Con los hechos que ocurrieron en la primera caravana, ahora las autoridades hondureñas han reforzado la seguridad, logrando en total la detención de 60 menores que viajaban solos o por no contar con la documentación necesaria.

Pese a que se realizaron los trabajos de seguridad, hubo algunos que lograron burlarla y se espera este martes lleguen a la frontera con Guatemala.