compartir en:

Seguramente alguna vez en la vida te has cruzado con patrones que no cumplen con su palabra y te dejan colgado con los pagos, y más probable aún es que te hayas querido desquitar de alguna manera con jefes.

Esto lo sabe bien un obrero de origen rumano y residente en la localidad británica de Butinfgord, quien cansado de los incumplimientos de su patrón, decidió poner manos a la obra y demolió las casas que recién habían terminado de construir.

Daniel Neagu grabó  todo con su celular y con una cámara dio testimonio de lo que hizo, al derrumbar  hasta cinco casas con una excavadora. De acuerdo con especialistas el costo del daño asciende a más de 1.3 millones de dólares.

El joven relata en el video que quiere darle una lección a la empresa que lo contrató y dejó de pagarle, al parecer, tanto a él como a otros compañeros. 

No