compartir en:

Un hombre salvadoreño, con residencia de Portland, decidió deshacerse de su expareja sentimental así como de su hija, ofreciéndolas ante un agente de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con información de Oregon Live, Antonio Burgos se encontraba en proceso de divorcio de su pareja sentimental, con quien contrajo matrimonio en su país natal.

Como fruto de la relación salió una niña, quien emigró junto con sus padres a Norteamérica.

Un día en el que se llevaba a cabo el proceso de divorcio, Burgos siguió a un elemento de ICE desde Portland a Vancouver para pedirle la deportación de su esposa hacia El Salvador, esto ocurrió en mayo de 2018.

Al inicio el agente no cedió con el ofrecimiento de 3 mil dólares, por lo que Burgos le dejó su número de contacto por si cambiaba de opinión y así ocurrió, solo que pidió a cambio 4 mil dólares.

El agente grabó la conversación que tuvo con el salvadoreño y después lo citó para entregarle una parte del dinero, el resto lo obtendría cuando la mujer y la niña ya no estuvieran en el país.

Esta semana, el hombre fue sentenciado por sobornar a un oficial, luego de haber confesado su crimen en el pasado mes de noviembre.

Yes