compartir en:

Al presidente Donald Trump, parece que le llueve sobre mojado ya que en esta ocasión la Juez Saliann Scarpulla, ordenó al presidente pagar dos millones de dólares a varias organizaciones como parte de un acuerdo con la oficina de la fiscal general del estado de Nueva York.

Originalmente la fiscal Letitia James, habría solicitado $2.8 millones de dólares sin embargo esta cantidad bajo a solo 2. Esto debido a la demanda civil que acusa violaciones persistentes de la ley de caridades que incluyeron coordinación ilegal con el equipo de campaña presidencial en 2016.

De acuerdo con la demnanda, los Trump permitieron que la fundación se usara como “una chequera” para servir los intereses políticos y comerciales del presidente Trump.

La demanda que se inició en el 2018 también incluye a sus tres hijos mayores, Donald Jr., Ivanka y Eric.

“Todo el dinero recaudado por la Fundación se destinó a causas benéficas para ayudar a los más necesitados”, afirmaron abogados del presidente Trump, quien acusó a fiscal general de motivación política.

Además de pagar una multa, la fiscal James había pedido prohibir al presidente Trump y a sus hijos participar en cualquier otra organización sin fines de lucro de Nueva York.