compartir en:

Durante los últimos meses mucho se ha especulado sobre la probable intervención rusa en las elecciones de 2016 de los Estados Unidos, sin embargo, este tema aún no había sido aclarado, cuando el presidente Donald Trump, complicó la situación aún más. 

El presidente de los Estados Unidos fue duramente criticado en los últimos días, debido a que decidió hacer una escala en Rusia antes de regresar a su país para "afinar" detalles de la guerra comercial con el presidente Vladimir Putin. 

Pero fue hasta este martes cuando Trump desató la polémica al ser cuestionado por republicanos y demócratas, sobre sus declaraciones en Helsinki, Finlandia, sobre la posible intervención de este país su triunfo, cuando dijo de “no veía por qué Rusia habría interferido en las elecciones de 2016”.

Ahora el mandatario estadounidense aseguró que esa frase mencionada el lunes fue mal entendida y había generado cientos de dudas, por ello rectificó y declaró: 

“La oración debería haber sido, ‘No veo ninguna razón por la que no lo haría, o por qué no sería Rusia’ en lugar de ‘por qué lo haría”

Sin embargo, en lugar de aclarar la situación con esta aseveración, genero más conflictos que unieron a toda la clase política estadounidense en su contra. 

“Dan Coats y otros me dijeron que creen que es Rusia (culpable de interferir). Tengo al presidente (ruso Vladimir) Putin (a mi lado). Él dijo que no es Rusia. Yo diría esto. No veo ninguna razón por la que pudiera ser”, fue su respuesta a un reportero durante la conferencia en Finlandia. 

Ante la situación, el senador republicano John McCain fue uno de los políticos que más duro arremetió contra Trump y aseguró que esta situación es: “una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente estadounidense de las que se tenga memoria”. 

Imagenes tomadas de: https://twitter.com/PutinRF_Eng