compartir en:

El líder religioso busca brindar ayuda para todos los miembros de caravanas que no hayan podido cruzar aún a los Estados Unidos.

El dinero entregado por el Papa Francisco fue puesto a disposición de las iglesias católicas que atienden a los inmigrantes, esto a través de 26 proyectos de 16 diócesis y centros religiosos mexicanos.

Desde que fue nombrado como máxima autoridad de la iglesia católica, el pontífice ha mostrado su preocupación por el tema migratorio, por lo que esta donación permitirá que se les siga dando alojamiento, alimentos, así como artículos de primera necesidad.

De los proyectos, hasta el momento 13 han sido aprobados, que son:

Cautitlán, Nogales, Mazatlán, Querétaro, San Andrés Tuxtla, Nuevo Laredo y Tijuana.

Quedan 14 proyectos los cuales están en proceso de valoración.

El Vaticano resalta que entre las caravanas se encuentran niñas, niños, mujeres y hombres  que huyen del crimen, violencia y pobreza.

“Todas estas personas se han quedado bloqueadas al no poder entrar en Estados Unidos, sin casa ni medios. La Iglesia Católica acoge a miles de ellos en los albergues de las diócesis y de las congregaciones religiosas, dándoles lo necesario para vivir, como un techo o ropa”.