compartir en:

Un fiscal del condado de Cullman, en Alabama, dictó pena de muerte a una pareja que abusó sexualmente y mató a su hijo de un año.

Durante la autopsia, el pequeño identificado como Hoss Wayne Benham, presentó 89 lesiones en todo su cuerpo, incluidos genitales y ano, con lo que se determinó que sufrió abuso sexual.

De acuerdo con los reportes de medios locales, la pareja llevó al niño a un hospital y argumentando a los médicos que el pequeño se ahogó por accidente en la tina de baño.

Cabe señalar que esto ocurrió en marzo de 2014 y después de y largo juicio el juez dictó la pena de muerte para ambos.

las autoridades informaron que ambos sujetos dieron positivo en consumo de varias drogas. El día que murió el bebé fue el mismo en que cumplió un año de edad.

Tras la muerte del menor, la pareja fue detenida y desde entonces permanecen en prisión, sin derecho a fianza, bajo los cargos de asesinato y abuso sexual infantil.

No