compartir en:

Un niño de 3 años se encontraba solo y abandonado en un campo de maíz cerca de la frontera de Texas este martes, cuando agentes de la Patrulla Fronteriza lo hallaron, así se dio a conocer a través de funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

De acuerdo con los agentes, el pequeño lloraba, tenía su nombre y números de teléfono escritos en sus zapatos.

La CBP publicó en Twitter una fotografía en donde aparece el menor: La imagen en blanco y negro pertenece al momento en el que fue hallado, mientras que la segunda imagen el menor se encuentra frente a un computador.

“Creemos que el niño estaba con un grupo más grande que corrió cuando se encontraron con agentes”, señalan en el tweet.

La directora de comunicaciones del Sector del Valle del Río Grande de la Patrulla Fronteriza, Irma Chapa, dijo que los agentes respondieron la mañana del martes a un grupo de migrantes que había cruzado el Río Bravo. El grupo se dispersó y huyó de regreso al río, pero mientras los agentes buscaban al grupo, oyeron al menor llorando en un campo cercano.

El pequeño fue trasladado a una estación cercana y la agencia está en búsqueda de familiares.

Yes