compartir en:

Por Nadia Venegas

Entre caos y desorden, la Secretaría de Movilidad inició la rehabilitación de paraderos de microbuses en diferentes puntos de la ciudad. 

Se trata de la zona de 18 de Marzo, en Insurgentes Norte, a la altura de la colonia Lindavista, donde desde el viernes comenzaron el mantenimiento de pavimento.

La finalidad es la mejora de la zona, donde se toman microbuses de diferentes líneas.

“Lo que nos dijeron es que es por el Cetram”, comentó un vendedor de panes dulces, quien sólo se identificó como Raúl.

“Están aquí desde el viernes y sólo cerraron ese carril para hacer los trabajos”.

Las obras, en un área llena de puestos de venta de comida, accesorios para celular, fruta, frituras y hasta ropa, y que está a apenas unos metros de la Preparatoria 9 de la Universidad Nacional Autónoma de México, no cuentan con delimitación, ni anuncios, por lo que algunos usuarios deben caminar entre escombros.

Esto además de que los microbuses deben circular a un costado del cascajo retirado de la calle.

“Es un poco incómodo, desde temprano hay ruido, pasa mucha gente, pero como verás no está cerrado el paso”, dijo Perla Tamez, una usuaria de la ruta 88, “o sea si vienes distraído igual y no te das cuenta hasta que te topas con la máquina”. 

Al igual que en otras obras de modernización y pese a que no les han anunciado, los comerciantes temen ser retirados.

“Está bien que arreglen, que pongan bonito, aunque este lugar está bien, o bueno mucho mejor que en Indios Verdes, sólo ojalá que no nos quiten”, dijo una vendedora de papá y chicharrones, quien prefirió omitir su nombre.

“Tenemos permiso y todo en orden, pero así empiezan”. 

En una entrevista, el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, explicó que son trabajos de remodelación que se están realizando en algunas áreas de la ciudad.

“Estamos renovando todo lo que tiene que ver con paraderos o lanzaderas, vamos a empezar apenas”.

Indicó que así como en 18 de Marzo, también se realizaran obras en Tlalpan.