compartir en:

Ante la situación descontrolada de casos de COVID-19 en Estados Unidos, las autoridades sanitarias han recomendado a la población en general taparse la cara en público con el objetivo de evitar mayor propagación.

Sin embargo, el mismo Presidente Donald Trump, ha dicho que él no seguirá estás indicaciones

“Los CDC están recomendado el uso de mascarillas no médicas para taparse la cara como una medida voluntaria adicional. Es voluntario, no hay que hacerlo. Es voluntario, no creo que yo vaya a hacerlo”, anunció el mandatario en rueda de prensa, aunque dijo que “puede que sea algo bueno”.

 La recomendación de los Centros de para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sigue a las que ya habían hecho en ese sentido en los últimos días los alcaldes de Nueva York y Los Ángeles a los residentes de esas ciudades.

De acuerdo con el organismo, taparse la cara es especialmente importante “en lugares públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener (como supermercados y farmacias), especialmente en áreas de transmisión comunitaria significativa”.

Los CDC enfatizaron a la población que no use mascarillas médicas o con filtros de respiración N95, ya que “son suministros críticos que deben continuar reservados para los trabajadores de la salud y otros servicios de primeros auxilios médicos”.

Actualmente se tienen registradas más de 270 mil personas infectadas y suman más de 30 mil personas fallecidas por coronavirus, siendo Nueva York el estado más afectado.