compartir en:

A dos meses de ser atacada por tres perros pit bull, una mujer de origen salvadoreño perdió la batalla la semana pasada.

Fue el pasado 16 de septiembre cuando la vida de Lorena Córdova, de 47 años se puso en peligro tras ser “devorada” por los canes, quienes eran propiedad de su vecino.

A través de Univision, la hija de la víctima Ingrid Alvarado, de 23 años, relató que el día del incidente trabajaba en casa cuando su madre apareció y dijo “ahí llegaron esos perros otra vez”.

Diez minutos después, de las palabras que lanzó su madre fue en busca de ella, pero ya era demasiado tarde, vio como los perros mordían sin piedad a la mujer en plena calle.

Alvarado no pudo hacer nada para separar a los perros, ni cuando intentó arrollarlos con el auto.

“La habían mutilado por completo y faltaban trozos de su cuerpo”, dijo Alvarado.

Momentos después, la mujer fue liberada y trasladada inmediatamente al hospital Gwinnett Medical Center.

Lamentablemente por el alto nivel de las agresiones, no logró sobrevivir

Hasta el momento se conoce que la mujer fue cremada y parte de las cenizas serán enviadas a El Salvador, para que estén con su madre.

Por otro lado, los dueños de los perros no han sido acusados, pero la Policía de Gwinnett mantiene la investigación activa.

No