compartir en:

Hemos dicho que la inseguridad ha ganado terreno en calles neoyorquinas, sin embargo, esta vez estudiantes que salieron de la escuala para ir a almorzar a una vivienda fueron testigos de un trágico asesinato.

De acuerdo con medios locales, un joven de 14 años fue detenido por ser sospechoso de haber asesinado a un chico hispano de tan solo 15 años durante el receso por el almuerzo de una escuela en West Valley City.

Hasta el momento se sabe que el culpable quien se desconoce su identidad por ser menor de edad, se encuentra en un centro de detención juvenil con posibles cargos de homicidio criminal por la presunción de que intencionalmente o por negligencia causó la muerte de otra persona el pasado martes.

Declaraciones de Roxeanne Vainuku, portavoz de West Valley City, afirman que los hechos ocurrieron en una vivienda multifamiliar a la que el detenido y la víctima, Márquez Grajeda, fueron durante el almuerzo, aunque ninguno de ellos vivía en esa residencia.

Asimismo, la policía de West Valley City reveló que durante la detención del adolescente declaró que se trató de un accidente, ya que se encontraban en la vivienda visitando a un amigo junto con otros jóvenes, cuando entraron a la recamara se encontraron con arma, y fue ahí cuando el acusado la tomó el arma y le disparó "sin querer" en la cabeza del hispano.

 El lugar de los hechos se encontraron dos armas de fuego, auqneu se desconoce si una de las armas fue usada por el atacante, las investigaciones aún no han concluido.