compartir en:

En los últimos días se ha realizado el juicio en contra de los presuntos homicidas de Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz, por lo que la madre de la víctima ha sufrido al ver a los asesinos, pruebas del ataque y oír las declaraciones de los involucrados, por lo que ha generado que reaccione de manera algo agresiva en la sala.

Fue el pasado martes cuando Leandra Feliz, gritó fuertemente cuando Michael “Sosa” Reyes uno de los testigos colaboradores estaba en el podio, por lo que tuvo que ser removida de la sala y su regreso fue prohibido.

Ante este acto de “indisciplina” Leandra ahora tendrá que presenciar el juicio de hijo desde una sala alterna de la corte.

Según medios, este acuerdo lo realizó la madre con la oficina del Fiscal distrital de El Bronx durante la mañana de este jueves antes de comenzar la jornada del día.

No