compartir en:

Miembros del equipo de seguridad de un supermercado detuvieron a una mujer acusada de robo, pero la situación cambió cuando la compasión se apoderó de los corazones de algunos uniformados.

Los hechos ocurrieron en el supermercado de Whole Foods, ubicado en Union Square, Manhattan, cuando una mujer había tomado comida y la había colocado en un bolso con la intención de escapar porque tenía hambre pero no contaba con los recursos suficientes, por lo que las autoridades tomaron cartas en el asunto.

Un cineasta que se encontraba en el lugar, relató a través de Twitter que se sintió conmovido cuando los oficiales se ofrecieron a pagar la comida de la mujer, por lo que ella no pudo evitar derramar lágrimas.

“Ella estaba abrumada por la actitud de estos oficiales”, relató el testigo.

En redes sociales circularon los comentarios positivos para los oficiales que acudieron al supermercado.