compartir en:

Este martes el mundo religioso quedó paralizado al darse a conocer que dos sacerdotes de Nueva York fueron destituidos por ser acusados por el delito de abuso sexual.

Luego de que fueran consideradas "creíbles" las denuncias en su contra, los religiosos fueron destituidos del ministerio e incluidos en una lista de acusados por abuso sexual en la jurisdicción de la Diócesis del distrito de Brooklyn.

Ante tales acusaciones ambos sacerdotes retirados identificados como Charles White y Hugh Byrne, no podrán celebrar misa públicamente, ejercer ningún servicio relacionado con su cargo ni vivir en la residencia de la parroquia, informó un comunicado de la Diócesis.

La denuncia hecha contra White, de 79 años, es por abusar sexual de un menor entre 1974 y 1978 cuando estaba asignado a una iglesia de Queens. 

De igual modo, se le investiga otra denuncia que fue hecha el 1 de febrero de 1999, sin embargo, la Junta determinó que no estaba fundamentada.

En el caso de Byrne, de 86 años, se le imputó una mala conducta sexual entre 1971 y 1973, cuando trabajaba en Brooklyn.

Al iniciar esta investigación la junta encontró que había una denuncia previa contra el sacerdote, del 15 de junio del 2006 por hechos ocurridos en 1996, pero no había registro de que se hubiese investigado, aunque fue reportada a las autoridades.

Los registros muestran que después de una entrevista inicial, la presunta víctima no siguió adelante con la acusación.

Estas destituciones se dan un día antes de que entre en vigor "Ley de víctimas infantiles", en la Gran Manzana firmada por el gobernador Andrew Cuomo, que les permitirá a las presuntas víctimas de abusos abrir un proceso civil hasta la edad de 55 años y presentar cargos penales hasta los 28, frente a los 23 que permitía la ley anterior