compartir en:

El futbolista brasileño relató la tragedia y dijo que desea recuperarse pronto para contraer matrimonio

Socorro, no quiero morir”, gritó el portero Jackson Follmann al ser rescatado tras el accidente aéreo del Club Chapecoense en el que perdieron la vida 71 personas.

En entrevista para el periódico brasileño Globo, Follman, uno de los seis sobrevivientes de la tragedia ocurrida el 28 de noviembre, relató el momento en que el avión “se apagó” y él fue rescatado.

“Fue muy rápido. Recuerdo despertarme (antes del rescate). Abrí los ojos, estaba muy oscuro y muy frío. Temblaba de frío. Gritaba ‘socorro, no quiero morir’. Algunos de los amigos, que todavía estaban vivos, también gritaban. Escuché al equipo de rescate llegar gritando ‘Policía Nacional’”.

El futbolista despertó cuatro días después en un hospital de Medellín, Colombia, ciudad a donde se dirigía inicialmente su club para disputar la final de la Copa Sudamericana.

“Mi madre entró y habló conmigo. Fue difícil. Allí me desperté y lloraba mucho, fue cuando abrí los ojos”, dijo Follmann, a quien le amputaron la parte inferior de la pierna derecha.

El joven de 24 años aseguró que desea recuperarse y contraer matrimonio con su novia. Follmann asistió el sábado al estadio Arena Condá, donde su equipo jugó un amistoso ante el Palmeiras y fue homenajeado.