compartir en:

Un promedio de 30 gasolineras, que se han negado a ser verificadas, enfrentarán denuncias penales, advirtió la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

“Estamos integrando las averiguaciones previas para que la PGR (Procuraduría General de la República) haga su trabajo y en consecuencia haya sanciones hasta por 10 años de prisión”, dijo el titular de la dependencia, Ernesto Nemer.

Comentó también que estas denuncias se sumarán a los seis procedimientos que ya se interpusieron formalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR), bajo sospecha de que esas estaciones de servicio venden litros incompletos de combustible.

De las seis denuncias interpuestas, una corresponde a la Ciudad de México, otra en el Estado de México y cuatro a Puebla.

Durante 2016, las sanciones fueron por 320 millones de pesos contra de estaciones de servicio.

Las sanciones se debieron a que las gasolineras se negaron a ser verificadas y por vender litros incompletos.