compartir en:

Un transeúnte captó lo sucedido por medio de su celular y lo subió a la red, lo que provocó que se viralizara al instante.

Los hechos ocurrieron dentro de la tienda IKEA de un centro comenrcial ubicado en Hong Kong.

Al parecer, el encargado de la publicidad en las pantallas se equivocó y en lugar de reproducir la publicidad de sus productos, corrió el video de una película para adultos.

Ante la situación, los empleados intentaron actuar tapando las pantallas, lo que causo la burla de muchos clientes.