compartir en:

 

A pesar de que el mexicano Hirving Lozano es líder de goleo de la liga holandesa y figura del PSV Eidnhoven en su primera temporada en Europa, el ocasional comportamiento agresivo del delantero ha generado inquietud en Holanda.

Por ello, el diario holandés AD entrevistó a un psiquiatra, de nombre Bram Bekker, para analizar el comportamiento del Chucky, quien por dos expulsiones en la temporada se ha perdido cinco juegos de liga con los Granjeros.

“Hay algo mal con su control de los impulsos. Si yo fuera Phillip Cocu (el entrenador del PSV), instruiría a un defensor menos talentoso para que Lozano se vuelva loco algunas veces durante las sesiones de entrenamiento”, recomendó el psiquiatra.

Lozano tiró un manotazo a un rival el fin de semana, pero el árbitro no lo vio. Por una acción similar, el delantero mexicano fue expulsado la última vez. Por impulsos como ese, Bekker lo comparó con el uruguayo Luis Suárez, quien es famoso por haber mordido a sus rivales.

“Podemos pretender que no es así, pero es realmente comparable. ¿Exagerado? No. El problema es casi lo mismo. Se trata de otros comportamientos, pero está claro que las advertencias sólo aparentemente no ayudan. Ese fue el caso con Suárez en mis ojos.

“El uruguayo ha fallado varias veces, pero ahora que tiene su problema bajo control, realmente se ha convertido en un gran jugador global. Eso también es posible para Lozano. Ambos son ganadores, que tienen un lado vulnerable aquí y eso es lo que todos los defensores saben”.