compartir en:

Los comensales probaban los alimentos cuando se percataron de algo extraño en uno de los platillos.

Xiabu Xiabu’s, una popular cadena de alimentos en China perdió la exorbitante cantidad de 190 millones de dólares luego de que una mujer embarazada hallara una rata en su platillo.

La futura madre pidió un platillo del cual percibió algo extraño: Había una rata cocida en él, por lo que furiosa y llena de asco cuestionó a los encargados.

La imagen en donde se ven los palitos chinos sosteniendo una ratita ya le dio la vuelta al mundo y provocó varias reacciones.

En un principio, el restaurante le ofreció a la mujer y a su esposo solo 20 mil yuanes, equivalente a 3 mil dólares, además de que uno de los empleados le sugirió que abortara el bebé para que no corriera riesgos de contraer alguna enfermedad por consumir dicho animal de dudosa procedencia.

A pesar de los esferzos del restaurante por evitar una mayor pérdida, se le exigió pagar los gastos del cheque de salud de la mujer y del bebé que espera.