compartir en:

Tras más de dos meses de intensa búsqueda, las autoridades estadounidenses reportaron la tarde del jueves que encontraron a la pequeña de 13 años que estaba desaparecida desde que sus padres fueron asesinados en Wisconsin. 

De acuerdo con las autoridades del condado de Barron, Jayme Closs, fue encontrada vagando por las cercanías, sucia y con el cabello enmarañado, por lo que, de acuerdo con el reporte del Sheriff del condado de Douglas, la menor habría logrado huir de una casa donde la tenían encerrada, en una zona boscosa cercana a la pequeña. 

Hasta el momento las autoridades no han dado más información y se cree que posteriormente detuvieron a un presunto sospechoso. 

Sin embargo, por la tarde Chris Fitzgerald, alguacil del condado de Barron, mediante un comunicado publicado en redes sociales, agradeció a las personas que apoyaron en la búsqueda y localización de la pequeña. 

Además, enfatizó que está muy feliz de poder cumplir su promesa de regresar a Jayme, con vida y “a salvo” con su familia:  

"Finalmente queremos agradecer especialmente a la familia por su apoyo y paciencia mientras este caso estaba en curso. Prometimos regresar a Jayme a casa y esta noche cumpliremos esa promesa. ¡Desde el fondo de mi corazón, MUCHAS GRACIAS! 

Este caso ha sido muy doloroso para la familia, así que por favor respeten su privacidad y los volveremos a encontrar más tarde esta noche". 

Mientras que una de las tías de la menor, también agradeció a todos los que ayudaron a Jayme a regresar a casa, asimismo, mencionó que por la noche del jueves la niña se encontraba en el hospital. 

Donde los médicos le harían un chequeo general para determinar su estado de salud.

Imagen tomada de: https://www.facebook.com/barroncountysheriff/photos/a.835599503123419/2347729181910436/?type=3&theater

No