compartir en:

Hace unos días se revelaron las causas de muerte de Jakelin Call, una niña migrante que murió al cuidado de la Patrulla Fronteriza, de acuerdo con el reporte, la menor guatemalteca falleció a causa de una infección bacteriana, ya que trazas de estreptococos fueron halladas en los pulmones, hígado, bazo y glándulas suprarrenales.

Luego de dar ese informe, la oficina del médico forense de Nuevo México publicó los resultados de la autopsia de Felipe Gómez Alonzo, el segundo niño guatemalteco que murió de igual manera al cuidado de agentes fronterizos.

El médico forense publicó este miércoles los resultados, donde señala que el menor de ocho años pereció influenza.

Estos datos son revelados dos días después de que las autoridades guatemaltecas dijeron que habían recibido una copia del reporte que informaba que el pequeño padeció una infección rápida y progresiva que provocó una insuficiencia en los órganos.

Hechos

La madrugada del pasado martes 25 de diciembre se informó sobre la muerte del menor en el Centro Médico regional de Gerald Champion en Alamogordo, Nuevo México.

Según versiones del CBP, el día 24 de ese mes el menor presentó "síntomas de resfrío" que luego evolucionaron a "náuseas y vómitos", por lo que fue llevado al hospital, sin embargo, fue demasiado tarde, ya que poco después se anunció su deceso.

Felipe quien trataba de llegar a los Estados Unidos junto con su padre Agustín, de 47 años, provenían del municipio indígena maya-chuj de Nentón, en el departamento occidental de Huehuetenango, sin embargo, al llegar a la frontera el pasado 18 de diciembre el menor y el padre fueron detenidos al cruzar la frontera de El Paso, en Texas. 

Asimismo, el día 23, fueron trasladados a la estación de la Patrulla Fronteriza en Alamogordo.