compartir en:

A casi más de tres meses de que se informara sobre la muerte de una menor inmigrante guatemalteca que estaba al cuidado de la Patrulla Fronteriza, este viernes la oficina del médico legista del condado El Paso reveló las causas del deceso.

De acuerdo con el reporte Jakelin Call, falleció a causa de una infección bacteriana, ya que trazas de estreptococos fueron halladas en los pulmones, hígado, bazo y glándulas suprarrenales.

Asimismo, se informa que la menor contrajo estreptococo, pero no indican de que tipo, de igual modo, declararon que en la autopsia se halló que la menor adquirió una “infección de progresión rápida” que derivó en falla orgánica múltiple.

Te puede interesar: Jakelin Caal es despedida en medio de lágrimas en su pueblo natal

Este reporte se da a conocer luego de que un relator especial de la ONU sobre derechos humanos de migrantes pidió una “investigación detallada” de la muerte de la pequeña.

 Hechos

Jackeline Caal, quién viajaba acompañada por su padre desde una provincia al norte de Guatemala llamada Raxruha, en el departamento Alta Verapaz, fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza el 6 de diciembre, sin embargo, durante el traslado a la estación de la Patrulla Fronteriza en Lordsburg, Nuevo México, la pequeñita contrajo fiebre y empezó a vomitar.

Pero tan sólo dos días después, las autoridades guatemaltecas notificaron la muerte de la niña, es decir, el 8 de diciembre anunciaron que Jackeline falleció en un hospital en El Paso por deshidratación.

Decenas de personas ya han mostrado su indignación en contra de las autoridades migratorias quienes por negligencia dejaron morir a la pequeña. Abriendo con esto nuevamente el debate en torno al trato que reciben los migrantes al ser detenidos por los oficiales norteamericanos.