compartir en:

El Mundial desata cientos de pasiones y algunos aficionados viven el momento sin pensar en las consecuencias que sus actos les traerán; pero cuando el protagonista de estas historias es un sacerdote los prejuicias aumentan y las especulaciones florecen. 

Durante el mundial un ministro suizo decidió engañar a sus feligreses para que le dieran dinero, con el fin de poder apostar cientos de dólares y acudir al Mundial de Rusia 2018. 

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el sacerdote de quien aún no se revela la identidad, le pidió al menos a 50 miembros de su parroquia depositar fuertes cantidades de dinero en una cuenta bancaria, dinero que supuestamente utilizaría para realizar obras comunitarias en África, donde viajaría para supervisar "el buen uso" del dinero. 

Sin embargo, el ludópata se fue a vivir una experiencia un tanto diferente, viajó a Rusia con 1.4 millones de francos suizos, es decir, 1.1 millones de dólares. Los cuales utilizó para apostar y asistir a uno que otro partido de la Copa del Mundo. 

Medios locales aseguran que el párroco sintió remordimiento por lo que confesó el pecado en señal de arrepentimiento y a través de un mensaje les hizo saber lo sucedido a los afectados, quienes le pidieron acudir a terapia para poder retomar los hábitos. 

Pero lo más sorprendente de la historia es que la Diócesis de Chur, conocía las debilidades del sacerdote y no alertó a sus feligreses. 

Hasta el momento el abogado del cura aseguró a los medios locales que su cliente ya se encuentra en Suiza y que recibirá ayuda profesional para tratar sus adicciones.  

Imagen tomada de: https://www.facebook.com/fifaworldcup/photos/a.608143955868122.153058.606721589343692/2335466313135869/?type=3&theater