compartir en:

Como se había anunciado anteriormente, este miércoles se dio a conocer que se aprobó la Ley de Prácticas Laborales Justas para los Trabajadores Agrícolas, para proteger aún más la industria agrícola de Nueva York y garantizar que los trabajadores agrícolas no estén sujetos a prácticas laborales desleales.

El presidente de la Asamblea, Carl E. Heastie; el presidente del Comité del Trabajo, Marcos Crespo, y la asambleísta Catherine Nolan, declararon que esta ley establecerá un ambiente de trabajo con protecciones claras para las comunidades agrícolas y sus trabajadores, la cual otorgará:

  • Derechos de negociación colectiva
  • Pago de horas extra; equivalente a al menos 1.5 veces la tasa de pago regular del trabajador después de 60 horas a la semana.
  • Un día de descanso; el trabajador requiere 24 horas de descanso consecutivo por semana, lo que le brindará la posibilidad de elegir trabajar en su día libre con horas extras.
  • Expansión de los beneficios de compensación para empleados; expandir la cobertura del seguro de desempleo a todos los trabajadores agrícolas, y eliminar el requisito de que los patronos hagan aportes de desempleo por los trabajadores temporales agrícolas con visa H-2A que no pueden cobrar los beneficios.
  • Derechos y protecciones a todos los trabajadores agrícolas.
  1. Ampliar la elegibilidad para la cobertura de compensación y establecer la elegibilidad para los beneficios por discapacidad.
  2. Exigir a todos los empleadores que publiquen avisos indicando su cumplimiento con los requisitos de compensación de trabajadores en inglés y español.
  3. Establecer multas por violaciones de dichos requisitos de publicación (oscilará entre $200 y $500)
  4. Prohibir la discriminación contra un empleado por presentar reclamaciones por lesiones recibidas en el curso del empleo.
  5. Establecer una Junta de Salarios de Trabajadores Agrícolas para proporcionar recomendaciones sobre horas extras adicionales para los trabajadores de ese sector.

“En Nueva York nos enorgullecemos de defender los derechos de los hombres, mujeres y jóvenes que trabajan arduamente en nuestra fuerza laboral”, dijo el presidente de la Asamblea Heastie.  “Los trabajadores agrícolas merecen reconocimiento, así como las protecciones adecuadas por el servicio que brindan a nuestro estado. Su trabajo que es físicamente exigente, a veces peligroso, nutre nuestro sector agrícola y pone alimentos en nuestras mesas”, añadió Heastie.

La legislación de hoy ayudará a mejorar las condiciones de trabajo de la industria agrícola de Nueva York y garantizará que nuestras fincas tengan la flexibilidad y los recursos que necesitan para continuar operando y mantener estos trabajos fundamentales.

No