compartir en:

Por Nadia Venegas

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) anunció un incremento en las tarifas de transporte público concesionado, después del aumento de hasta 20% en la gasolina.

A través de un comunicado, se explicó que no se ha definido el costo, pero que se prevé considerarlo a la par del alza al precio de los combustibles para garantizar la operación de taxis y microbuses.

“Será sólo para considerar el incremento al precio de la gasolina, a fin de garantizar la operación de las unidades, pero sin lastimar más los bolsillos de los capitalinos”, se detalla.

Se explicó que por el recorte presupuestal, la Ciudad de México está imposibilitada a otorgar subsidios, por lo que se tendrá que aplicar el aumento.

Esto ocurre luego que se publicara que taxistas padecerían un costo de hasta 3 mil pesos más por los incrementos de la gasolina, lo cual, de no hacerse un ajuste, no podrían sostener este tipo de empleo.

Se detalló que en esta semana, se realizarán reuniones con los transportistas para acordar un porcentaje de incremento.

La Semovi aseguró que no se permitirá que el alza al combustible sea un pretexto para afectar a los usuarios, por lo que se debe encontrar un equilibrio

Se destacó que el gobierno de la CDMX estará atento a los estímulos fiscales que el gobierno federal ha asegurado existirán.