compartir en:

El presidente de los Estados Unidos lanzó un contundente mensaje para quienes desean pisar el territorio americano de manera ilegal.

Donald Trump se encuentra ‘harto’ de las quejas, por lo que señaló que, si los inmigrantes indocumentados no se sentían a gusto con los actuales centros de detención a los que son trasladados a su llegada a EU, entonces sería mejor que no vinieran.

El mandatario culpó a los demócratas de lo que ocurría en la frontera:

“El problema son las malas leyes de inmigración de los demócratas, que podrían solucionarse fácilmente”, declaró en Twitter y agregó que:

“México está haciendo un trabajo mucho mejor que los demócratas en la frontera. ¡Gracias México!”, continuó.

Molesto por las críticas que recibe por las condiciones en las que se encuentran los indocumentados, advirtió que: “Si los inmigrantes indocumentados están descontentos con las condiciones de los centros de detención, rápidamente construidos o adaptados, díganles simplemente que no vengan. ¡Y todos los problemas solucionados!”.

“Muchos de esos inmigrantes ilegales están viviendo mucho mejor ahora que el sitio de donde vienen, y en condiciones más seguras”.

“No importa qué tan bien se vean las cosas, incluso si son perfectas, los visitantes demócratas actuarán sorprendidos y horrorizados por lo terrible que son las cosas”, añadió que si realmente quieren solucionar la crisis migratoria, entonces le dirían a los inmigrantes que no ingresen a EU si no planean hacer las cosas legalmente “y con suerte a través de un sistema basado en méritos”.

Para finalizar, defendió a los agentes fronterizos, dijo que no eran doctores o enfermeras, pero que estaban haciendo un gran trabajo.