compartir en:

Al menos el 90% de los proyectos de infraestructura de la delegación Benito Juárez no se concluirán al finalizar el año.

Son los trabajos de iluminación, recarpeteo, intersecciones seguras en las esquinas de las banquetas, reconstrucción de las aceras, recuperación de espacios públicos, parques y camellones y cámaras de seguridad; aunque se tenían previstos para este año, se podrán entregar hasta el fin del primer trimestre de 2017.

“Para el mes de marzo vamos a concluir todos los proyectos (…) son todos los de infraestructura, hasta los de presupuesto participativo”, reconoció el jefe delegacional Christian Von Roehrich.

El funcionario panista justificó este atraso con la entrega del presupuesto, tanto federal, como local; aseguró que 70% se recibe en octubre.

“Estamos muy contentos porque todos los proyectos los vamos a concretar, pero en términos del presupuesto tendrán que ser en marzo”, dijo.

En total, en el ejercicio de 2016, la delegación Benito Juárez obtuvo 2 mil 25 millones de pesos, según el informe que se entregó a la Asamblea Legislativa.

De estos, 43.7 millones de pesos estaban etiquetados para el presupuesto participativo; Von Roehrich reconoció hasta el 21 de diciembre que no han logrado concluir los proyectos.

Entre las colonias afectadas están Letrán Valle, Portales, Atenor Sales, entre otras, confirmaron fuentes de la administración delegacional.

Así también los 80.9 millones que se destinaron a obras o los 50.2 millones a banquetas y guarniciones.

“Hemos tenido la capacidad de ejercer peso por peso”, comentó el funcionario al comparecer el pasado 4 de noviembre, frente a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa (ALDF); sin embargo, ahora -un mes después- indicó que se trata de un ejercicio bianual.

“Estamos ejerciendo el recurso en su totalidad, no a tiempo, por eso es que estamos manejando la bianualidad a través de la Secretaría de Finanzas para que no tengamos observaciones”, explicó.

El funcionario destacó que la responsabilidad de la llegada de estos recursos y el atraso en la aplicación es de la ALDF.

“Hay muchas lagunas en la ley, donde la Asamblea Legislativa tendrá que poner las adecuaciones necesarias para que se pueda ejercer el recurso a tiempo; la verdad es que ya está tomando cartas en el asunto para hacer reformas de ley, en donde tenga que obligar a que tanto el recurso fiscal local como federal tenga que venir en 10 tantos”.

Pese al retraso en sus obras, Benito Juárez obtendrá 300 millones extras en comparación con el ejercicio anterior, lo que representa el incremento más alto, junto con otras demarcaciones, de acuerdo con el Paquete Económico para el 2017 aprobado por la ALDF.

Vecinos entrevistados condenaron el retraso de los trabajos.

“Nosotros pagamos el predial, y a tiempo deberían usar los recursos en el gobierno”, disertó Rodolfo Muñoz, habitante de la colonia Del Valle, “aquí lleva dos meses el cascajo de las banquetas, pero qué pasaría si no pagamos nosotros a tiempo, pues nos multan, pero como es el gobierno a ellos no”.