compartir en:

Una familia dueña de una casa en California fue víctima de racismo por parte de uno de los residentes del área de Meadows, Vacaville.

Se trata de Mark Yu, un hombre de ascendencia filipino-china y su esposa Sandy de origen mexicano, quienes recibieron en el buzón de su vivienda una carta en la que se les pide desalojar, pues “su familia interracial no es bienvenida”.

La amenaza llegó de sorpresa para ellos, puesto que en la calle en la que habitan, residen al menos otras 7 parejas conformadas por personas de distintas razas.

Mark y Sandy dieron a conocer los hechos a través de una publicación en Facebook, en donde compartieron una fotografía de la carta.

“Podemos sonar duros pero su familia interracial no es bienvenida. Nos comunicaremos con su arrendador y les diremos que desalojen si no desocupa en los próximos 60 días”, “Esto no es el guetto”, se puede leer en el escrito, además de decirles que no cumplen con los altos estándares del vecindario.

Algunos otros vecinos se percataron de la situación y dieron su apoyo a la familia.

Por su parte, la familia Yu asegura que continuarán con su vida, puesto que hay más gente buena que mala.